Ruta por los Pantanos de Cijara



Itineriario: Fuenlabrada - Villarta - Helechosa - Castilblanco - Herrera del Duque - Peloche - Presa de Puerto Peña - Puerto de los Carneros
Esta ruta recorre los espacios mas intrincados de la comarca de Cijara, los Montes dan aquí razón de tal nombre. Grandes espacios de tierra salvaje, avistamientos de mamíferos y aves.
Distancia: 124 km
Tiempo: 1 jornada

Es el mas largo y quizás la ruta mas completa de cuantas podamos realizar, también la podemos hacer en los dos sentidos invariablemente, todo depende del diseño que te marques para la jornada.

13 interesantísimos km. hasta la Presa de Cijara. Presencia segura de muchos animales. Parada obligatoria es la presa con su conjunto; el poblado, la rivera, los restos...

Pasaremos por Castilblanco, en el cerrete que domina el Guadiana, un lugar de contemplación, Estampas únicas de las Sierras de Guadalupe. El pueblo está bastante conservados, barrios enteros se muestran tal cual estaban siglos atrás. Cuentan con importantes servicios al turista: Casa Rural, Albergue, restaurantes...

Herrera del Duque nos puede llevar mucho tiempo, es la metrópoli de la comarca, lugar de servicios, adminstración y también de industria. Castillo, casas señoriales, grandes edificios religiosos, plazas, parques. Muchos serán los argumentos que llamarán tu atención.

Como lo hará también la pequeña aldea de Peloche, otra puerta de un espacio que a partir de aquí será de nuevo espacios salvajes. Aquí se encuentran las Playas de Peloche: de hormigón y arena, columpios, zonas deportiva y el servicio de un esmerado chiringito.

De nuevo nos adentramos en valles perdidos por una carretera estrecha que bordea un lado del pantano de Puerto Peña, un encanto de la naturaleza. En la Presa distintas áreas de ocio con baños, senderismo, camping y la siempre impresionante contrucción del embalse nos permitirán estirar el cuerpo.

Desde este punto la nueva nacional nos acercará a Fuenlabrada pasando por el puerto de los Carneros.

Luego, dirección Villarta de los Montes; inmediatamente entramos en la Reserva Nacional de Caza, los animales transitan a estas horas por los claros del bosque, cruzan las carreteras, se mueven en busca del valle donde pasarán el día. Enseguida nos apartamos por una estrecha carretera que nos llevará hasta la primera de las poblaciones a visitar.

Villarta nos puede entretener bastante tiempo, la iglesia merece un vistazo, así como las callejuelas y fuentes del pueblo. Si es verano es muy recomendable acercarse por la piscina natural, donde puedes comer con un poco de suerte.

Hasta Helechosa nos separa todo un mundo de tierra de nadie, sierras donde apenas ha rozado el hombre, donde crían y viven ciervos y corzos entre otros. La Ermita de la Antigua puede ser muy interesante, hay que recorrer 3 km de buena pista. Veremos un ejemplar único de ermita del Siglo XIII. Antes habremos parado el coche en el puente que cruza las embalsadas aguas del Guadiana. Al final del verano, con las aguas bajas, aparece el viejo puente medieval.